¿Qué es y como se trata la epicondilitis lateral o codo de tenista?

Blog de Osteopatía

¡Hola a todos!

En este pequeño articulo os quiero hablar de la Epicondilitis o llamado también codo de tenista.

 

Codo de tenista (epicondilitis).

La epicondilitis lateral, o codo de tenista  es una  enfermedad del codo provocada sobrecarga en la musculatura del antebrazo. Es habitual que si se practica el tenis u otros deportes de raqueta provoquen esta enfermedad. Sin embargo, otros deportes y actividades diferentes también pueden producir esta patología.

El codo de tenista en una inflamación de los tendones que unen los músculos del antebrazo con la parte exterior del codo, es cierto que la sobrecarga de  dichos  músculos llegan esta patología y que es muy latosa. Los músculos y los tendones del antebrazo se dañan debido al uso  excesivo, y en movimientos repetitivos. Esto produce dolor y sensibilidad en la parte exterior del codo.

 

Anatomía del codo

En el codo, se articula con los huesos del antebrazo: El cubito y el Radio

Realmente en el codo hay tres articulaciones, una articulación entre el humero y el cubito, entre el humero y el radio y una tercera que es entre radio y cubito.

 

 

Estos músculos, ligamentos y tendones mantienen unida  la articulación del codo.

La epicondilitis lateral o el (codo de tenista), implica los músculos y los tendones del antebrazo. Los músculos del antebrazo extienden la muñeca y los dedos. Los tendones del antebrazo, llamados extensores, unen los músculos al hueso. Se unen al epicóndilo lateral. Al tendón usualmente involucrado en el codo de tenista se le llama extensor radial corto del carpo (ECRB).

 

Las causa más frecuentes de la lesión

En la práctica del deporte como el tenis, pádel y deportes  de raqueta siendo estos los que la provocan al estar realizando siempre los mismos movimientos, generando así una sobrecarga de la musculatura del antebrazo y provocando ese dolor punzante.

En el caso de los moteros el tiempo prolongado en viajes largos, poniendo en tensión el antebrazo y generando así una sobrecarga del mismo.

También lo puede generar cuando estamos en un puesto  de trabajo y realizamos movimientos repetitivos y pesados, trabajos en cadena sobre todo.

 

 

Tratamientos que se pueden realizar.

  • Ondas de choque.
  • Diatermia.
  • Antinflamatorios.
  • Estiramientos.

Mientras el dolor es más agudo podemos utilizar una pinza para epicondilitis, eso va ayudar a la pronta recuperación.

Lo más importante es acudir rápido cuando se tienen molestias, y no dejar pasar  mucho tiempo, cuanto antes se trate muchísimo mejor.

 

 

Fernando Márquez Estela

Osteópata DO., Osteópata en Pediatría infantil